El verdadero FayerWater

Con tecito en mano y McCartney de fondo, me presento ante ustedes para despejar algunas dudas y corregir algunas desinformaciones con respecto a FayerWayer y las intermitentes caídas del sitio. He visto que muchos se andan (y me andan) preguntando qué miércales está pasando, ya que a veces es simplemente imposible conectarse. Puros Connection Failed.

Aquí les cuento qué y por qué. Como siempre, con harta zanahoria y un toque de pimienta.

Antes que todo es importante que sepan que FayerWayer comparte servidor tanto con Saborizante como con Zimio. Molto importante. Y la razón de por qué es tan importante es porque, si antes FayerWayer galopaba a sus anchas por el campo, mientras los otros dos —apenas unos potrillos— jugaban tranquilamente sin molestar a nadie, ahora las cosas son distintas. A los potrillos eventualmente les llegó la hora y crecieron, y con todo el ajetreo y el movimiento, el campo terminó por hacerse chico.

Los potrillos dejaron de ser potrillos y empezaron a pelearse con el gigantón por el mismo espacio.

Quizás fuimos demasiado optimistas en creer que Rancho Semos iba a dar abasto. En todo caso, sabíamos que habría que hacer algunos (muchos) cambios para que todo funcionara bien. Así que con Hector "RSS" Vergara nos pusimos en campaña para optimizar todo, desde el establo y las caballerizas hasta la porción más insignificante de tierra. Así todos serían felices: los animales por un lado, ustedes por el otro, y claro, nosotros también.

Eliminamos procesos y servicios innecesarios, desactivamos todo logueo que estuviera de más, compilamos módulos y optimizadores, revisamos las bases de datos y finalmente enfilamos hacia al indio ése llamado Apache, que dicho sea de paso, estaba más gordo que nunca. Después de conversarlo un buen rato, decidimos traerle a alguien para alivianarle la carga. Así llegó un joven amigo llamado LightTPD, cuya labor sería entregar todo el contenido estático, mientras que todo el trabajo duro lo haría el indio de siempre. Perfecto. Movimos cajas, pasamos la escoba una y otra vez, incluso pintamos la reja, y bien, todo pareció andar de lo más bien.

Al menos así fue durante unos días.

Entonces vimos que Saborizante estaba más alterado que nunca, estaba comiendo mucho y se cansaba rápidamente, y al fijarnos vimos que tenía pequeñas manchas en todo su cuerpo. "Es la fiebre del CGI", decían los tipos de la granja. Y así lo era. Saborizante seguia alimentándose de una antigua comida llamada Movable Type, y ya era insostenible que con su dinámica actual siguiera masticando las mismas piedras de antes.

Por cierto, el desgaste de Saborizante también significó problemas para el resto de los animales, ya que el indio tuvo que dedicarle mucho más tiempo al primero y se despreocupó del resto. El problema es que las visitas seguían llegando a la granja, pero no había nadie para recibirlas. El indio Apache desconcertado y agotado, los animales algo enfermos, y con todo esto, la granja terminaba por quedarse sin recursos.

Había que reiniciar.

Concretamente, el servidor hizo aguas y no se la pudo. Sí, fue un verdadero FayerWater, con todas sus letras. Los sitios se cayeron y, por más que tratamos de mantener todo andando, los hits nos derrotaron y todo se fue a las pailas. Pings sin respuesta, minutos y minutos perdidos y para qué decirles las puteadas y la angustia. Sólo puedo (y creo que hablo por todos los Fayers aquí) pedirles disculpas por las intermitentes caídas del servidor. Aunque al mismo tiempo aprovecho de agradecerles por la insistencia, por las visitas, y especialmente por el apoyo. Lennon estaría orgulloso.

Sobre el tema de VTR: sí, era VTR, y no tiene nada que ver con el colapso del servidor. Le escribí a Sebastián "ex estrella de la TV" Beeche, que trabaja ahí, y me contó que efectivamente tuvieron un problema con un rango de IPs —lo que hacía imposible conectarse al Rancho— pero ahora está todo bien.

Pero con el servidor no, así la próxima semana nos cambiamos de granja, sí o sí. Todavía estamos viendo cómo haremos la distribución de sitios (porque sin duda ya es hora que se independicen), pero esperamos tener todo sobre rieles lo antes posible, rápido y con una buena conexión. A la larga, también tenemos que rendirle algo de honor al nombre de FayerWayer, ¿no?

El indio sí que estará agradecido.

menciones

    comentarios