Opera es una maravilla

opera_ubuntu_screenshot.jpg

Les cuento. Hace unos días decidí pasarme a Feisty para ver cómo avanza la cosa, los paquetes nuevos y todo eso. El problema es que entre toda la maraña de actualizaciones, Firefox se puso porfiado. Se empezó a caer de vez en cuando. Incompatibilidad de extensiones, conflictos de versiones, nerviosismo pre-Lost, qué se yo. ¿Y qué se hace cuando algo empieza a fallar? Se arregla. ¿Y qué se hace cuando no puedes arreglarlo? Lo cambias, claro.

Así fue como empezó mi travesía con Opera. Más por la fuerza que por la razón.

Pero no es que no haya usado Opera nunca antes. Todo lo contrario. El navegador lo tengo instalado desde siempre en mi tarro, aunque sólo lo abro de vez en cuando para probar sitios y aplicaciones en desarrollo. Pero ahora no. Por primera vez he usado Opera de verdad, por varios días y varias horas, y por primera vez he descubierto (algunas de) sus maravillas, mientras recorro el mundo sobre sus alas.

Por cierto, eso de "las alas" es totalmente intencional: acá no navegas… realmente vuelas.

Opera es una bala, es estable, y además tiene una infinidad de cosas que aún le hace falta a Firefox (y obviamente a IE). Me van a matar, pero estoy pensando seriamente en olvidarme del Panda Rojo.

Antes que todo, quiero aclarar que Opera no me está pagando para que escriba esto. ¡Bootlog no se vende!

Ok, ahora vamos al grano. ¿Qué tiene Opera que no tenga el resto?

Lo bueno

<ul>
  • Sinceramente, todavía no entiendo cómo lo hace Opera para ser tan rápido. Y me refiero sólo al rendereo de las páginas (que probablemente es el punto más alto de Opera), sino a la navegación misma. Es como si Opera fuera más inteligente para pedir/leer las páginas, como si fuera más "escurridizo" que los otros navegadores, o algo así, porque con Opera realmente parece que mi conexión fuera más rápida (o mejor dicho, con menos latencia). Opera despliega las páginas rápido, "scrollea" rápido, tiene un rápido manejo de AJAX, uff, por donde se mire Opera es una bala.
  • <li>Usa <strike>mucho</strike> menos memoria que Firefox. Otro punto a favor.</li>
    <li>Opera es integrado. Desde el listado de favoritos hasta la sección de búsqueda, el historial, e incluso el panel de descargas están todos juntos, ordenaditos en un panel a tu izquierda. Si hay algo que no me gusta de Firefox es que cuando bajo un archivo tenga que aparecer una ventana extra en el escritorio. ¿Para qué?</li>
    <li>Opera es una ventana y nada más. Todas las cosas que Firefox abriría en otra ventana, Opera las obliga a meterse como una pestaña más (a menos de que tu <em>quieras</em> abrir otra ventana, pero ese es otro caso). Y si realmente se trata de un popup, perfecto, Opera lo trata como un popup, pero no por eso le va a conceder su propia ventana. A mí me parece notable esta lógica, pero entiendo si hay opiniones divergentes... cosa de gustos no más.</li>
    <li>Un plus para los desarrolladores web: Opera por defecto tiene algunas de las funcionalidades del excelente Web Developer Toolbar. Por ejemplo, puede ver la composición estructural de un sitio, o ver un sitio pero sin imágenes, o sin el CSS, etcétera, etcétera. ¡Hasta puedes ver las páginas en el "modo 8 bit"! (risas)</li>
    <li>Tiene un lector de feeds RSS integrado. Pero de verdad, no como los "Live Bookmarks" de Firefox. El de Opera es como un Liferea o un NetNewsWire, pero mejor, porque aquí <strong>es parte</strong> del navegador. Leru leru.</li>
    <li>Tiene un sistema de parseo de links impresionante. Abres una página y Opera te muestra un listado de todos los links que esa página. A primeras se ve como una tontera, pero con el tiempo vas viendo que sirve mucho para pillar <em>ese</em> link que estabas buscando en un sitio.</li>
    <li>Grabar sesiones, pero de verdad. Puedes administrar sesiones distintas (con distintas páginas abiertas en las pestañas) y definir cualquiera de ellas para que sean tus páginas de inicio.</li>
    <li>El Full Screen de Opera es de verdad, no como el de Firefox. Qué pestañas ni barra de direcciones, Opera te muestra la pantalla completa, como debería ser la cosa (¿esa es la idea de una "pantalla completa", no?). Sí claro, en Firefox puedes desactivar los paneles y va a ser lo mismo, pero no, no es lo mismo. El hecho de que Opera venga así <strong>significa algo</strong>, y habla muy bien de ellos. Los tipos se la saben no más.</li>
    

    </ul>

    Lo malo

    <ul>
    
  • Lo primero que tienes que tener en cuenta si usas Opera es que, si hay algunos sitios que funcionan mal en Firefox, en Opera son más. No es un un problema de Opera, claro, pero si es un punto en contra de usar este navegador.
  • <li>Acá hay uno que no me funcionó bien: Gmail. Escribiendo un mail con <strong>Rich Formatting</strong> (negritas, colores, y todo eso) simplemente no me funcionan las letras con tilde! Lo más raro de todo es que la eñe sí funciona... ¿tendrá que ver con los encodings? </li>
    
  • Otro punto bajo: ¿por qué algunas tipografías se ven tan mal por defecto? Como si no tuviese antialiasing! Tuve que cortar por lo sano y cambiar las fuentes en la configuración (otra cosa que no entiendo es por qué Opera no usa las que tengo definidas en GNOME... ¿será culpa de QT?)
  • <li>En realidad no es algo malo, pero encontré que los widgets no sirven de mucho. Incluso el Gmail Checker que instalé me dio problemas desde el minuto uno. En realidad, hasta que lo desinstalé nunca me mostró el número correcto de correos no leídos que tenía en mi casilla.
    

    </li> <li>Opera puede corregir la ortografía (lo que es bueno), pero para ello hay que instalar el paquete aspell (lo que es malo porque no es "click y listo" como en Firefox).</li> <li>Un detalle menor, aunque bien importante: Opera no es muy amigo (o nada amigo) de los atajos del teclado en el editor de posts de Wordpress. Sé que es un detalle, pero al menos yo estoy siempre usando Ctrl o Alt + Loquesea. Agarrar el mouse, llevarlo a un botoncito y clickear es una tontera. Es lento.</li> <li>El diseño. ¿En qué estaban pensando los diseñadores cuando pusieron esas pestañas azules horribles? Ni idea. O bueno, quizás la idea era simplemente hacerse notar, ser los distintos del lote (en ese caso: felicitaciones, lo lograron!). Les recomiendo que si instalan Opera, apliquen lo antes posible un cambio de theme. Yo encontré uno que imita el look Clearlooks de GNOME y viene con los íconos Tango, así que todo bien. Por ahí vi también uno que se integra perfecto con KDE, aunque obviamente no lo probé.</li> <li>Siguiendo con el punto de antes, hay varias cosas de la interfaz que no me gustaron y que tuve que cambiar (lo bueno es que se puede cambiar prácticamente todo). Por ejemplo, la ventana de búsqueda que aparece al apretar Ctrl + F es bien poco funcional (ahí Firefox se lleva todos los aplausos). Pero no importa, se puede agregar, así como también se puede eliminar ese molestoso "Start Bar" que aparece siempre que tipeas una dirección en la barra superior. Otro detalle que no me gustó es que los atajos de teclado son completamente distintos a los del resto de los navegadores (Alt + D para la barra de direcciones, Ctrl + K para buscar en Google, o Ctrl + U para ver el código fuente), así que también tuve que meter mano en la configuración para que finalmente todo quedara como yo quería. </li> <li>Aunque la gota que rebalsó el vaso de mi amor hacia Opera fue cuando vi el lector de feeds RSS integrado que tenía, la verdad no me gustó mucho que cada feed tuviese que ser leído de forma independiente. ¿Por qué? Lo lógico es que tengas un lector RSS único, donde vayas cambiando entre un feed y otro, y punto. ¡Simplificar!</li></ul>

    Lo curioso

    • Notes: ¿para qué sirve? ¿Por qué tengo que crearme una cuenta para mandar un mensaje? Y lo otro: ¿¿a quién cresta le llegaría??
    • Algo que me he preguntado desde el día que ví la "gran O" por primera vez: ¿no será hora de actualizar el isotipo? Esa O con la sombrita no tiene ningún brillo (con todo respeto, y en mi humilde opinión). ¿Será por eso que ni en el mismo sitio de Opera aparece? (Apenas lo usan como favicon!)
    • ¿Cómo puede ser que el uso de Opera sea tan pero tan bajo? ¿Es realmente un 1.5%?

    Como ven, la verdad es que Opera tiene mucho que ofrecer, y en algunos aspectos mucho más que el Panda Rojo. Obviamente sigo apoyando a Firefox (no sólo porque es abierto, sino porque ya posee una marca fuerte, capaz de hacerle la pelea al innombrable), pero es triste ver cómo un navegador, a pesar de todas sus maravillas, tiende a ser relegado a segundo plano la mayoría de las veces.

    Bueno, todos sabemos que con Linux pasa algo similar, ¿no?

    Y sí, sé que Opera no es de código abierto y quizás por eso algunos lo rechacen, pero a mí no me importa. Mientras sea un navegador adecuado a los estándares, que corra bien en Linux y con todo lo que tiene que ofrecer, me parece que es argumento suficiente. Por lo demás, no me sorprendería que en un tiempo más Opera terminara uniéndose a la revolución y abriendo su código. Ése sí que sería un gran paso.

    menciones

      comentarios