Winécdotas

windows_error_terminal.jpg

En vez de aburrirlos con el clásico debate de por qué Linux es mejor que Windows (más antiguo que Tutankamón), voy a contarles un par de historias Windowzeras reales; situaciones en las que me han puesto algunos amigos a los que todavía no logro convencer de que migren. Y cómo cambiaría la cosa si usaran Linux.

NOTA: Estas historias son reales, pero no pretendo ser objetivo con mis comentarios… tómenlo como eso, una opinión. :)

Caso a) "Tomás, préstame el Nero"

Situación: Una amiga tuvo que formatear su computador hace poco y no tiene ningún programa para copiar CD's. Tampoco sabe que Windows XP tiene incorporado un sistema para grabar CD's, aunque en realidad es tan malo y difícil de hacer funcionar que quizás sea mejor que no sepa usarlo. ¿La solución? Bajar el programa (pirata obviamente) desde eMule o Bittorrent (que también tiene que bajar), si es que los conoce, porque lo más probable es que instale el Kazaa a puro "siguiente, siguiente, siguiente, terminar" y empiece a llene de spyware su tarro. Aunque siempre hay otra opción: llamar a un amigo y pegarse el pique a buscar el CD con el Nero. Una vez que finalmente logra instalar el programa, vuelve a llamar: "Tomás, es que no sé cómo usar esta cuestión, tiene demasiadas opciones!"…

En Linux: Nada de perder el rato buscando el programa para grabar CD's por la red. Menú Applications, Add Applications, buscar por "cd burn", instalar GnomeBaker o K3b o Graveman. Listo.

Caso b) "Tomás, ¿qué hago? Windows me pide un código de Activación"

sony_windows_error.jpg

…Volviendo a lo que estábamos:

Caso b) "Tomás, ¿qué hago? Windows me pide un código de Activación"

Situación: Un amigo formatea y reinstala Windows XP en su computador (estaba funciondo como las huifas, a pesar de que es un buen tarro). Después de un mes se da cuenta de que ya no puede seguir usándolo, ya que Windows le está pidiendo un código de activación que obviamente él no tiene (me gustaría saber cuántos tienen el Windows original). ¿Solución? Tiene que recurrir a su amigo techie para que le mande un 'crack' que le permita usar el computador. Obviamente el tipo no sabe cómo instalar el crack, y hay que ir paso a paso explicándole cómo instalar el maldito parche (cuyo uso no promuevo en todo caso).

En Linux: Nada de códigos de activación. Estamos hablando de software libre! :)

Caso c) "Tomás, revísame el computador que tengo un virus" (la cosa "anda lenta" y "le tira unos errores")

Situación: De tanto instalar bajar e instalar tonteras en su tarro, un amigo tiene su tarro colapsado, y asume que el problema es "un virus". Le propongo que corte por lo fácil y formatee (ya lo ha hecho varias veces), pero entonces veo que tiene sólo una partición en el disco duro. ¿Solución? Tomás tiene que empezar a hacer el "trabajo sucio" de limpiar Windows, que el registro, que los archivos de sistema, los temporales, etcétera.

En Linux: El sistema de paquetes es estructurado y se encarga de mantener todo en orden; el sistema no colapsa por instalar mil aplicaciones, además porque la mayoría de las que meten spyware (una de las razones porque Windows se pone lento) ni siquiera corren en Linux. Es decir, no hay necesidad de formatear ni de entrar a hacer el trabajo sucio.

Caso d) "Tomás, me llegó un virus de verdad"

Situación: Efectivamente a una amiga le llegó un virus que le borró todo lo que llevaba hasta entonces de su Tesis de Grado (cuatro meses de trabajo). Desesperada llama para que vea si es posible recuperar lo que tenía guardado. Imposible: usando todas mis "cortaplumas informáticas" trato, pero veo que el virus borró todo sin piedad. ¿Solución? La verdad aquí la única solución que queda es prevenir que eso pase de nuevo, y creo que está más que claro cómo hacerlo.

Linux. ;)

menciones

    comentarios