Spyware, o la otra gran amenaza

uhoh2.gif Te hago una apuesta. Te aseguro que, por lo menos, una vez te ha aparecido en pantalla un aviso publicitario sobre póker on line o quizás de mujeres en paños menores. Bueno, qué quieres que te diga. Has sido otra víctima más del aborrecible spyware, esos pequeños programas que se instalan en tu PC (obviamente sin que tu les des permiso) y registran todo lo que tú haces en Internet. Y que te tiran esos malditos avisos publicitarios y ponen más lento tu computador.

Hoy leí que nueve de cada diez gringos se han visto obligados a cambiar sus hábitos de navegación en Internet por culpa del spyware. Es decir, ya no se meten a algunas páginas, dejaron de bajar archivos música o video, e incluso dejaron de abrir attachments en sus mails. Lo dice un estudio del Pew Internet Project report.

"Help! I need somebody, help, not just anybody, Help!", quizás diría Lennon si estuviera vivo aquí con nosotros. En ese caso, si yo fuera Paul o Ringo o George le diría lo siguiente a John:

"Cámbiate a Linux y olvídate del spyware. O por último, si estás tan acostumbrado a Windows, parte por botar Internet Explorer y cámbiate a Firefox. ¿Por qué, John? Porque la gran mayoría del spyware que se mete en tu tarro lo hace a través de Internet Explorer o del Outlook. Sí, son simplemente vulnerables. Y… felicitaciones por Strawberry Fields!"

Ahora, si ya tienes ese montón de basura dentro de tu PC con Windows, te recomiendo que partas con lo siguiente:

Pero en definitiva todo depende de ti. Como alguien dijo, puedes tener el mejor sistema de alarmas en tu casa, pero si dejas la puerta abierta… no hay nada que hacer. En otras palabras, cada vez que te aparezca una pantalla pidiéndote la autorización para entrar en tu PC, simplemente niégalo. Como el mismo Ringo Starr lo dijo en su gran "No no song".

menciones

    comentarios